Follando a una Turista Madura

0 vistas
0%

Esta bella rubia alemana se encontraba disfrutando de un paseo por las calles en España, hasta que se encontró con la oportunidad de calentarse un poco, el clima era frío, invernal y ella necesitaba algo que le regulara la temperatura, la excusa del concurso le funcionó a nuestro amigo, ella en el fondo sabía que el tipo quería su coño, de otro modo no hubiera aceptado, pero se hace la inocente, poco a poco la señorita nos va mostrando su bella anatomía, con un poco de dinero para motivarla por supuesto, es impresionante ver que en poco tiempo la zorrita alemana ya estaba con medio kilo de polla en la boca, sus gemidos solo demuestran el placer que le da una buena felación, su mirada lo dice todo, es una loba del sexo, no era la polla de sus sueños, pero le encantó montarla hasta el final.