Prima en Cuatro Mostrando su Vagina

0 vistas
0%

Siempre la quise como una hermana, pero esa noche la nalgueé como si fuera mi amante, una de las amantes más exigentes que cualquier hombre pueda tener, era su cumpleaños, fui a felicitarla como era menester, pero cuando ya era muy tarde por la noche y todos estaban durmiendo nos besamos, no aguanté más y saqué mi polla, en riesgo de que ella me diera una cachetada, por suerte lo que hizo fue desnudarse y mostrarme su depilado y húmedo coño, se puso en cuatro y me pidió salvajismo, golpeé su suave culo un instante para luego follarla olvidándome que era mi prima, fue riquísimo.