Mujer Ruega que la Llenen de Leche

0 vistas
0%

Mi vida era tranquila con mi esposa y mis vecinos hasta que llegó esta adúltera señora a vivir al vecindario, nos hicimos amigos en poco tiempo, hasta que empecé a notar que me miraba mucho el paquete, bueno no me sorprende, tengo una verga de tamaño importante. Pero ella sabía que mi esposa y yo nos amamos mucho, mi esposa esa noche estaba en casa de su madre, esta vecina me tocó la puerta y enseñó sus tetas, le pedí que mejor nos ahorremos problemas, pero no quiso, me abrazó y con su mano me sacudió la polla, le advertí que debía guardar silencio por lo que estábamos a punto de hacer. Me sorprendí de lo mojado que tenía el coño, me pedía leche, toda mi zona púbica estaba mojada por esta puerca, me dijo que me amaba, de tanto placer ya estaba desvariando la golosa vecina. Aunque no lo niego, folla como una diosa!