Follando a la Novia Culoncita Paradita

0 vistas
0%

Amo mucho a mi novia, respeto mucho a sus padres, pero en ese momento ella no dejaba de tocarme la verga, estábamos en su habitación, la verga se me había puesto más dura que nunca, cedí a sus pedidos sexuales, le metí el pene duro en el culo porque ella con sus manos y los meneos de sus nalgas me ponía ese hueco a disposición, traté de pedirle que no gimiera tanto, pero me concentré más en bombear su hermoso culo con mi viril polla, su tatuaje me excitaba más, se lo había hecho días antes, fue algo rápido, pero sumamente placentero, olvidamos cerrar algunas puertas, pero sus padres estaban en el piso de abajo; le dolió, pero el dolor trae placer, fue una follada especial y por suerte pude grabar todo.