Esposa Tetona Infiel Follando con Amigo

0 vistas
0%

Sé que mi amigo algún día se enterará de esto, probablemente rompamos esta linda relación de amistad; ¡pero por el amor de Dios! A una mujer como ella, su esposa, no queda más que darle sexo y obedecer todas sus peticiones sexuales, por sucias que sean. Esa noche me ofrecí a llevarla a casa en mi auto, antes de llegar nos besamos, nos miramos y supimos que follaríamos como animales en celo, afortunadamente grabé ese memorable momento en el que con mi verga penetré el peludo coño de esta bella hembra, mientras le relamía las tetas y seguía demoliéndola por dentro recordaba a mi amigo y pensaba en la suerte que tiene, es una mujer muy sexual y me estrujó la polla mejor que cualquier novia que haya tenido, dejé que me aplaste toda la noche, fue hermoso.